viernes, 22 de marzo de 2013

Historia 0003 – Pequeño Soñador


La vida contiene muchos misterios, inclusive para aquel que la ve desde los sueños, para aquel que la ve desde la luz o para aquel que la ve desde la obscuridad.... Siempre tiene misterios, y lo mas raro, es que esos misterios estan en nuestro mismo ser..... Solos..... Desolados sin respuesta alguna, y como un recuerdo vago siempre regresan en busca de un "¿Por que?".... Teniendo como respuesta un silencio profundo... Vacio... Triste y olvidado...

El eco del silencio vacio llena el aire, zumbando como un estruendo en tu corazon, y al final, te sientes extraño, como si no te conocieras, como si hablaras con un extraño... Y vuelve esa pregunta... "¿Por que... Por que me siento asi?". Creyendo tener la respuesta, tratas de gritar, pero, justo en el momento de la verdad, aparece alguien identico a ti, se podria decir que es un clon, pero, al verle te das cuenta que no eres tu, que es alguien mas... Alguien que una vez fuiste, pero, ahora es otro... Un simple reflejo de ti mismo, de un ayer lejano perdido...

El tiempo siempre ha sido uno de los mas grandes misterios del mundo, inclusive para aquellos que vivimos en un sueño, donde el tiempo es algo sin sentido. En los sueños no existe el tiempo, pero, en la existencia de este mundo, siempre será regido por el tiempo... Presente.... Pasado.... Y futuro..... Tres tiempos dependientes uno del otro, pero, a la vez tan frágiles y cambiantes... Forjados por leyes únicas y complejas.

Las leyes de este mundo ya no existen como tal, fueron destruidas, cambiadas y remplazadas. Una de ellas, es algo que todos deseamos, que anhelamos y creemos se cumplirá algún día, pero, nunca se hará realidad por que acabaría con la lógica del mundo en el que vivimos.... O quizá, solo quizá alguien ya la rompió...? Si, ya lo he hecho, ya he conseguido mi deseo, pero, aun gran precio... El equilibrio de los mundos, mis recuerdos, mi libertad y tiempo.... Solo he podido recuperar este don, mi mundo... Mi sueño... Y es aquí donde regresamos con aquella persona dentro de ti, ¿La recuerdas?, Alguien idéntico a ti, pero, no es igual a ti....

Aquí es donde las dudas aparecen con mas fuerzas, no soy el reflejo de lo que sientes, simplemente soy un narrador, un soñador caminando por tus sueños, observando... Callado y sin intervenir... Tratando de escuchar tu respuesta.... Pero, solo logro escuchar un gran silencio, y derrepente, me encuentro frente a ti... No, ese no eres tu.... ¡Soy yo! Una imagen distinta a mi, callada y triste... ¿Será... No puede ser..... Quizá si.... O no...?

Entonces se hace el silencio, un silencio tan profundo como el mar, tan grande como el sol y tan misterioso como el espacio. En ese silencio, donde ya iba a gritar, en donde iba a responder todas las dudas, el llego y sonrió... Aun recuerdo sus palabras: "No, esa no es la respuesta correcta, no existen respuestas correctas en este mundo, por que cada persona piensa y ve la vida de formas distintas, todos piensas que es lo correcto y lo erróneo, pero, nadie sabe explicar el por que del error o del bien. Por ello, te digo a ti, mi pequeño y ultimo yo, aquel que me sustituirá en el sueño y quedara libre de mi pecado.... Hoy en este sueño te digo: nunca te rindas, nunca piensas que algo esta bien o mal, simplemente cree que lo que hagas puede resultar algo positivo o negativo, que no te importe lo que este mundo opine, por que al final solo son pensamientos vagos, y por ultimo, ama a todos aquellos que están cerca de ti.... Inclusive aquellos que están solo para dañarte, por que gracias a ellos te haces fuerte. Espero poder verte otra vez, en otro sueño antes de irme de aquí.... Antes de verte tomar mi lugar.... También me gustaría verle a el... Aunque.... Al final le veré gracias a ti. Cuidate... Pequeño soñador".

Después de escuchar esas palabras, el silencio regreso a dominar el viento, pero, ya no estaba el... No... Ya no estaba yo, y como estrellas en una noche de luna llena, mis lagrimas salieron a calmar mi pena, lagrimas que sanan el corazón y limpian el alma. Desde entonces, siempre me quedare aquí, en este sueño, esperando volver a verme, para así decirle "Adiós".

Participante #3
Alejandro Méndez

No hay comentarios:

Publicar un comentario