miércoles, 8 de junio de 2011

Hablando conmigo…

            Hola, cómo están, te mando un gran saludo a ti amigo lector que me visitas el día de hoy, espero que tengas un gran día.

            El día de hoy les platicaré sobre algo que tal vez les suceda a ustedes, y creo que eso nos pasa a la mayoría de nosotros, por lo menos alguna vez nos ha sucedido, y eso es que hablamos nosotros solos, conversamos con nosotros, y nos reímos de nosotros mismos solos, (Si, yo sé que estás pensando, no es cierto, yo nunca he hablado sólo, no estoy loco, pero si, sabes que sí lo has hecho y de hecho lo estás haciendo en este momento preguntándote a ti mismo si te has hablado sólo).

            Si, el hablar con nosotros mismos es de lo más normal, natural y saludable que puede haber, (Bueno, también hay extremos, no crean que tanto, tanto, tanto como para no hablar con nadie más solo nosotros mismos pues tampoco). Nos puede ayudar en muchísimas maneras.

Qué hice bien y qué hice mal
            Al hablarnos nosotros mismos, reflexionamos sobre nuestras acciones, lo que hemos hecho, nuestras acciones, lo que hicimos bien o lo que hicimos mal en el día.

Cómo me siento?
            También podemos platicar un rato, ver que nos pasa, que nos sucede y cómo nos sentimos, qué es lo que nos hace falta o en qué cosas nos va muy bien.

Me quiero
            Otra cosa buena que nos ayuda el hablar con nosotros mismos es el de sentirnos queridos por nosotros mismos, que esto es algo que no hacemos seguido, siempre buscamos sentirnos bien porque las demás personas nos quieran, pero no buscamos la manera de querernos primero nosotros, mimarnos, consentirnos y ver nuestras necesidades.

Quién soy?
            También podemos  ver quiénes somos en realidad, quién es la persona que soy, como soy, que cualidades tengo, que defectos tengo, como puedo mejorar, como puedo seguir con lo que hago bien, el encontrarnos cara a cara con nosotros y decirnos, esta persona soy yo, me quiero, me valoro y me respeto.

            Como ven, el hablar solos, no es cosa de locos, es algo que es necesario por muchas razones como las que vimos y otras muchas más, hablen consigo mismo, quiéranse, apapáchense, cuídense, háblense, respétense y valórense, porque si nosotros no comenzamos por nosotros, entonces quién.

No hay comentarios:

Publicar un comentario