domingo, 30 de marzo de 2014

Escrito 0010 – Gotas de esperanza

Escrito 0010 – Gotas de esperanza
Despiértame y prepara para mi un café, de esos que me encantan, de esos que solías prepararme cuando me querías. Recuérdame no volverle a sonreír a un extraño, amor desgastado, ya casi llegas al año solamente aguanta más, resiste más y llora menos.

No, no empaques aún, te lo pido, no llenes tus maletas que están ya a punto de reventar de todas y cada una de las ilusiones que algún día me diste y hoy te la quieres llevar.

Revivo cada palabra tuya, cada llamada a mi teléfono por las noches, cada sonrisa estúpida, cada suspiro inesperado, revivo toda una historia en una canción, esa canción que escuchabamos con una sonrisa esa canción que ahora no me trae más que lágrimas.

Quisiera hacer un recuento de todas esas cosas maravillosas pero despierto, miro el pequeño cuarto donde ahora vivo, la pintura amarrillenta que lo cubre está desgastada sólo tengo una mesa y una silla, una cama para dormir y un pequeño cuarto de baño, lo indispensable para vivir sin tu cariño, y me doy cuenta que nunca estuvimos aquí, ni tú para mi ni yo para ti. 

¿Qué pasó aquí? ¿Eres tú? ¿Por qué duele tanto? Prometo no volver a tomar el mismo camino, prometo no volver a cometer el mismo error que tú cometiste. ¿Fue un error? Fue un error que se sintió muy bien, me hizo sentir algo alborotado mi estómago.

No. no te preocupes no te voy a molestar, ni a ti ni a nadie, no dejaré que mi corazón cause miseria o lastima, no romperé ningún otro como tú lo hiciste, no te volveré a mensajear, no te volveré a buscar.

Solo me queda decir que tengo sentimientos confundidos, revueltos entre un "te extraño", un "te necesito", un "te odio por haber sido como eres pero me gustas por la misma razón". Quizá lo único que me hace falta es aceptar que eres un pajarillo al que quise cortar las alas pero así habrías dejado de volar y a mi lo que me gustaba era que volaras. 

No haré más largo este calvario, no te quitaré más tu tiempo que ya es de alguien más.

Las confesiones de un corazón roto dicen que está destrozado pero todavía le quedan gotas de esperanza y que aún sabiendo que iba a doler tanto, aún sabiéndolo se hubiera enamorado de ti.

Participante 0010 – Fernando L. Reyes

No hay comentarios:

Publicar un comentario