jueves, 20 de febrero de 2014

Limpieza mental

Hay cuestiones en la vida diaria, que ocasionan un gran revuelo en nuestras mentes, consciente o inconscientemente pasan  cosas en nuestro cerebro que van creando una maraña de infinidad de cosas que no se sabe dónde quedó el comienzo y dónde terminan.

La mentalidad de las personas va generando en ocasiones, distorsiones en el pensamiento, creando nuevas historias jamás contadas y otras que se cambian los personajes, los sucesos o las acciones dentro de ellas.

Todo éste conjunto de sucesos, crea una capa obscura en el pensamiento, generando ideas que jamás existieron pero que queremos creer que de alguna u otra forma sucedieron, además, de los nuevos recuerdos vividos en cada día, hacen que se mezclen unas ideas con otras, pensamientos, sentimientos, ideas e historias.


Y… podrías darte cuenta de lo que pasa, podrías saber que las cosas que recuerdas no existen, o que los pensamientos que llegan a tu mente no son más que puras patrañas, pero… por alguna extraña razón, te aferras tanto a la idea de no cambiar, de no avanzar, de no seguir adelante, que simplemente, juntas  basura en tu  mente,  comienzas a crear pilas y pilas de cosas inservibles que sólo almacenas para no querer dejar escapar nada, para no querer avanzar, para querer mantener los buenos recuerdos en el presente, aun sabiendo… que sólo son simples recuerdos… recuerdos que pudieron haber sido grandiosos, pero… que ahora forman parte de un pasado.


Pero… un día, comienzas a enfadarte de tanta mierda que juntas en tu pensamiento, comienzas a darte cuenta de que lo que estás haciendo no es bueno, comienzas a pensar en cómo salir de la situación, en cómo mejorar las cosas, en cómo avanzar y no seguir rodeado de la misma mierda todos los días, comienzas a tratar de limpiar en lo más posible toda esa basura, comienzas a reacomodar ideas, los pensamientos que alguna vez fueron buenos, los comienzas a guardar, y los malos… vas aprendiendo a vivir con ellos…


¡Claro! Te darás cuenta de que nada de esto es realmente sencillo, o es fácil de lograr, comenzarás a darte cuenta  de que te va a dar trabajo deshacerte de toda la basura que no necesitas para proseguir en tu futuro, pero… sabes que lo que comienzas a hacer, es por tu bien, así que… entré en una limpieza a fondo… quería que en ésta ocasión la limpieza fuera realmente profunda y comencé a vaciar mi mente de todos esos pensamientos.


Pero… después de que comienzas a quitar toda esa basura, te vas dando cuenta de que hay algo que no está del todo bien, o más bien, algo que con el tiempo y el acumulamiento de todo ello, se ha ido dañando y afectando, así que… como dije, será una limpieza profunda y a fondo, habrá partes que se tienen que resanar, partes en las que habrá que darle “Una manita de gato” para que quede mucho mejor de lo que se encontraba, que poco a poco, vaya cambiando y mejorando, creando un nuevo espacio para los futuros recuerdos.


Después de limpiar a fondo y resanar las partes dañadas, será momento para ir acomodando los recuerdos grandes y pesados que se encontraban, aquellos que son necesarios para continuar con el presente y de los cuales haremos un gran uso.


Terminando ello… tocará el turno a las demás cosas para instalarlas en el lugar más adecuado, aquellos recuerdos medianos y chicos que son aún indispensables, encontrarles un espacio en nuestro pensamiento e irlos acomodando uno a uno en el nuevo lugar, para tener un mejor orden de las cosas y que esos recuerdos, no vuelvan a crear historias falsas, que de ahora en adelante los recuerdos sean tal cual sucedieron...



Pero… esto no termina aquí, aún falta algo más por hacer, intentar deshacerse de toda esa basura que se acumuló en éste tiempo, intentar sacarla y que no vuelva a estropear nuestros pensamientos, sacarla de nuestra mente para poder seguir avanzando en nuestro caminar por la vida diaria, y que no interfiera en las situaciones que el mañana nos depara…

No hay comentarios:

Publicar un comentario