martes, 13 de agosto de 2013

Un día de mi inquietante juventud...

Hoy me desperté un poco más temprano que de lo acostumbrado, abrí lentamente mis ojos, la luz del día me calaba un poco. Cuando pude abrir completamente los ojos, me senté en mi cama, pasé mi mano sobre mi cara y me puse una playera, un pantalón y tomé los tenis para ponérmelos, en poco rato estaba listo.

Mi madre me habló y me llamó a la mesa, era hora del almuerzo, me levanté de la cama y me encaminé al comedor, no tenía mucha hambre, solo tomé un jugo de naranja y una manzana para el camino... 

Tomé mi celular, salí a la calle, me puse los audífonos y comencé a escuchar una canción de Carla Morrison, esa canción que me gustaba escuchar de ella, "Compartir". Comenzaba la canción con la frase "Quiero compartir mis días contigo...". Esa frase da vueltas en mi cabeza por un momento, pensamientos comienzan a transitar por mi mente, comienzo a pensar en "él", ese chico que hace divagar en mis pensamientos, que crea un torrente de sentimientos al recordar su mirada, su cabello, su sonrisa, su linda boca, sus ojos... Su todo...

Camino sin rumbo fijo, solo doy un paso tras otro, veo la gente pasar y yo solo sigo caminando sin cesar, miro la banqueta, las rallas que se forman en ella, alguna basurilla que algún peatón ha dejado en su paso y recuerdo aquel instante, un día de mayo en el que caminé por la ciudad a su lado, caminamos por todas partes, yendo y viniendo de un lado a otro, recuerdo aquel pequeño papel que sin querer se le salió del bolsillo, era un boleto, un pequeño boleto de camión, yo solo lo miré caer en la banqueta y sin decir nada, lo levanté y lo tiré al cesto de basura, el solo me miró, sonrió con esa sonrisa si igual, me tomó de la mano y seguimos nuestro camino sin rumbo específico.

Ahora que lo pienso mejor, creo que esta canción me trae varios recuerdos de "él". Saco el celular de mi bolsillo y cambio la canción, ahora es otra un poco diferente en cuanto al estilo. Una canción de Steve Grand llamada "All American Boy". mis pensamientos regresan un poco. intentan perderse de nuevo en una lluvia de recuerdos pasados, aquella noche de un campamento al cual mi madre me había enviado, según las palabras que dijo fueron "Necesitas salir y hacer nuevas amistades, ¡Qué mejor que un campamento!, además, sirve que te distraes un poco de estar siempre pegado a la computadora, créeme, te servirá", esas palabras las recuerdo claramente porque... sin duda... me sirvió de mucho haber ido a ese campamento, donde conocí a un chico, ese chico que me hacía sentirme un poco intimidado puesto que su mirada no se despegaba de mi, me sentía un poco acosado por ello pero a la vez, sentía curiosidad por conocerlo mejor. La fogata, los bombones y los diferentes chicos y chicas que estaban en ese lugar, hicieron que fuera una excelente noche.

Creo que el día de hoy mis pensamientos están fluyendo como no había pasado en algún tiempo. Vuelvo a sacar el celular y cambio nuevamente de canción, ahora es una de Flight Facilities - "Crave you" feat. Giselle. Otra canción que hace mis pensamientos rebobinar a un pasado más presente, un pasado que desearía poder contarlo como futuro, un presente sin tiempo anterior o próximo, pensamientos del tiempo, comienzo a pensar nuevamente en sus mirar, ese mirar que siento distante, algo alejado, un mirar diferente al que desearía poder observar, mi mente imagina diferentes situaciones, circunstancias y momentos, podrían ser demasiado imaginarios pero mis pensamientos no tienen limite para ello, "It's true I crave you. Crave You. It's true I crave you" escucho el coro de la canción, I crave you... unas palabras que desearía poder usar, decírtelas al oído, decirlas y perderme en el olvido...

Creo que ha sido mentalmente agotadora esta pequeña caminata por las calles de la ciudad, así que decido regresar a casa, volver a la monotonía de un día más y regresar al presente después de ese viaje por el pasado y anhelos del futuro...

-JG

No hay comentarios:

Publicar un comentario