sábado, 23 de marzo de 2013

Historia 0004 – Plegaria a la Madre Tierra

Siento frío en mi corazón cuando veo tanta injusticia en el mundo.
¡Basta ya de discriminaciones, señores!
¿Acaso no somos todos iguales?
Tú y yo nacimos aquí, en este planeta de maravillosas oportunidades.
Tu eres homosexual y yo soy pobre.
No te miento humanidad, cuando digo que te quiero.
¡Aquí todos respiramos el mismo aliento!
¡Grítale al viento, ignorante!
¡Cántame tu canción, presidente!
La sangre fluye en todas las venas de nuestros continentes.
¡Sangre derrochada en tantos combates!
Eres fuente de mi vida, de la vida de todo ser viviente,
que apenado lucha por ser un dirigente.
¡Te vas y me dejas!
Me dejas, como deja el niño a su madre.
¡No más racismo, tierra!
¡No más discriminaciones!
¡Cuéntame un cuento tierra!
¡Déjame escuchar tu torrente!
Apacigua aquellos ignorantes, porque no saben lo que hacen.
¡Paz!
¡Igualdad!
¡Fraternidad!
¡Libertad!
Aquí dejo ejemplo, cómo debemos ayudar a todo ser sediento.
Paz...
¡Ay, humanidad!
Deja al pobre vivir tranquilo.
¡Ayúdale a ser digno!
Deja libre al homosexual.
¡Su corazón late en el mismo lugar que el tuyo!
¡No castigues al maestro!
Él es humano, como los padres del alumno travieso.
Castiga al tirano, dirigente de la decadencia
al psicópata y al maltratador.
No seas racista humanidad.
¡Solo existe una raza, el homo sapiens-sapiens!
¡Quiérete, va!
¡Deja respirar la tierra, humanoide!
Ella aguanta con paciencia nuestro fatalismo,
hasta que desborde su ira, acabando con todos.
¡Pagaran pecadores y buenos!
Todos pagaran. Culpables y víctimas.
¡La tierra no sabe de éticas, ni de religiones!
¡Ella se cobra lo que a ella le pertenece!
¡Escuchemos sus gritos!
¡Madre tierra, perdónanos, porque no sabemos lo que hacemos!

Participante # 4
Dolores Bennoit

No hay comentarios:

Publicar un comentario