miércoles, 11 de julio de 2012

Mi perrito “Peluchín”

             Hola a todos, espero que estén teniendo un excelente miércoles, miércoles 11 de Julio del 2012, ya tenía tiempo sin hablar con ustedes…


            Sé que para algunos de ustedes esto sonará cursi o algo tonto, pero he escrito de cosas mucho más “tontas y estúpidas”, así que no se por qué no escribir de esto…

Peluchín
31 de Mayo del 2008
            Mi perrito Peluchín, mi hermana le puso ese nombre porque antes había un perro de la misma raza que se llamaba igual, pero un día se salió de la casa y se perdió… nació el 10 de mayo del 2008, llegó a casa a unos días de haber nacido, puesto que su madre enfermó y estaba a punto de morirse, llegó bien chiquito, tan chiquito que cabía en la palma de la mano, aún no se podía alimentar solo, por eso es que lo alimentamos porque estaba muy chico aún…

Mi Peluchín y yo
            Fue creciendo mi perrito Peluchín y recuerdo que poco a poco le fue pasando algo extraño, una vez le compramos un hueso de juguete para aventárselo y que lo trajera, pero no lo quiso, fue al patio y agarró con su hocico una piedra, me la dio, se la aventé y fue por ella, de ahí en adelante vimos que a él no le gustaban las varas, sino, las piedras, y eso era lo que le gustaba, jugar con su piedra…

            Hubo una ocasión, hace como un año o dos, que un sapo estuvo en la casa, él quiso matarlo pero se enyerbó al querer morderlo y estaba muy mal en esa ocasión… estaba casi tieso, a punto de morir, estuvimos ahí haciendo lo que podíamos para que se mejoraba, le dimos leche, aceite y no recuerdo que otras cosas y parecía que no la libraba, pero la libró, y se recuperó de eso…

Descansa en Paz Peluchín
10 de Julio del 2012
            El día de ayer, martes 10 de Julio del 2012, por la mañana, mi perrito Peluchín se encontraba como enfermo, tenía días que no quería comer, lo veía débil, le di agua y tomó mucha agua, se veía mejor, se recostó junto a la puerta y salimos de casa mi mamá y yo, por la noche… mi hermana dijo: ma! El perro esta muerto en tu tapete… entonces yo no reaccioné a lo que dijo, fui a verlo al cuarto de mi mamá, y lo vi débil, agonizando, aún estaba vivo, les estuve hablando un rato, le preguntaba que si se sentía mal, que si quería algo de comer o de beber y no hacía nada, cada ves respiraba con más trabajo, lo saqué al patio, estuve con el al lado, duró un ratito y luego respiró por última ves, sentí que solo estaba esperando que llegara para despedirse de mi, para poder morir en paz…

            Es por eso, que escribo este día, a mi perrito Peluchín, fue más que un amigo… par mi fue como un hijo, yo así lo llamaba, Mijo, casi nunca le decía Peluchín, siempre lo llamaba Mijo, él estuvo siempre en las buenas y en las malas, me acompañó en momentos tristes, cuando yo me sentía muy solo y sin nadie a mi lado, lloró junto conmigo y fue como un paño de lágrimas… también en momentos felices me acompañó, me esperaba siempre en la puerta para recibirme contento porque había regresado y me acompañaba cuando iba a la tienda, me quería mucho mi perrito, como yo a él, lo extrañaré demasiado a mi Peluchín, pero sé que se encuentra en un lugar mejor, descansando en el cielo de los perros…

            Nunca te olvidaré Peluchín, quedarás siempre en mi mente y en mi corazón, te quiero mucho, y siempre te recordaré…

No hay comentarios:

Publicar un comentario