martes, 1 de mayo de 2012

01 de Mayo – Día del Trabajo


            Hola a todos, cómo es que se encuentran en este martes, el segundo día de la semana, espero que de maravilla para continuar con la semana a full.

            El día de hoy, 01 de Mayo, en México se celebra el día del trabajo, recordando el esfuerzo que hacen todas las personas día con día en las diferentes profesiones que hay en el país.

            Les pondré un poco de la historia del surgimiento del Día del trabajador en México para que se den una idea del por qué es que se celebra.

Día del Trabajo
            El día del trabajo tiene su origen en una necesidad de reconocimiento y respeto de los derechos de los trabajadores. Todo empezó en Chicago y de ahí, el espíritu de protesta se extendió por muchos lugares del mundo como México. Históricamente, en nuestro país la situación de la clase trabajadora nunca ha sido la mejor. Desde la época prehispánica el grueso de la población vivió sometida a un régimen donde tenían que trabajar para que unos cuantos vivieran con comodidades y privilegios. Llegó la conquista y las cosas no cambiaron, de hecho con el paso del tiempo empeoraron. Por eso fue que se llegó a la independencia. Siendo México un país libre, tardo mucho en encontrar la estabilidad hasta que Porfirio Díaz con su dictadura logró un avance industrial, que sin embargo tuvo un alto costo humano. Surge un nuevo descontento que agremio a los trabajadores de las fábricas, a los mineros y hasta a los campesinos, iniciándose así el movimiento obrero en México.

            La primera Celebración en México del Día del Trabajo, Jornada Mundial por las 8 horas se llevó a cabo el 1° de Mayo de 1913. Para tal efecto se emitieron estampillas de cinco centavos para cubrir los gastos. Eran de fondo rojo y letras negras, que decían Sindicalismo Radical Reformista entre alegorías del trabajo, el gorro frigio y dos banderas rojas, con palmas de laurel en la base, que Rosendo Frausto litografió. Ese 1° de mayo de 1913, por medio de una manifestación de 20,000 obreros, frente al antiguo Palacio Municipal, habló el licenciado Soto y Gama, y ante la Cámara de Diputados, José Colado, pidiendo al Bloque Renovador la implantación de la jornada de 8 horas, el descanso dominical y la indemnización por accidentes de trabajo. En un gran cartel se decía: No odio de razas ni división de credos. Para el trabajador no hay más patrias que el mundo, ni más religión que la justicia

No hay comentarios:

Publicar un comentario