martes, 14 de junio de 2011

Exámenes Finales

            Hola a todos, como siempre saludándote primero, tu que me visitas desde: México, Estados Unidos, Perú, Colombia, España, Chile, Argentina, Ecuador, Hungría, Venezuela, Puerto Rico, Guatemala, Francia, Singapur, República Dominicana, Túnez, Malasia, Brasil, Panamá, Bolivia, Japón, Costa Rica, Honduras, El Salvador, Dinamarca y Austria.

            Es junio, entro a la escuela, veo que muchos andan desvelados, otros estresados, otros no saben ya ni que hacer y otros simplemente se andan paseando por los pasillos, si, es tiempo de exámenes finales, de entregar proyectos, de entregar tareas, y ver la posibilidad de sacar la mayor puntuación posible para no tener que venir una semana más a regularización.

Exámenes Finales
            Entro a mi salón de clases y mis compañeros están apurados por terminar la tarea que dejaron, están cansados y desvelados porque no durmieron terminando los trabajos para poder presentarlos, yo simplemente llego, dejo mis cosas en mi lugar, y me pongo a platicar un rato.

            Se acerca la hora del primer examen, algunos de mis compañeros dan la última repasada antes del examen para recordar algunos detalles que se les olvidaron, yo simplemente me siento tranquilo a esperar que llegue el profesor.

            Llega el profesor, comienza a dispersar al salón, para que nadie se pueda copiar, a mí me deja en mi lugar, pero eso para mí no me molesta ni me satisface, me da lo mismo, sea donde sea haré el examen, entonces pregunta: Listos para el examen, y contesto, como sea, de todos modos lo vamos a hacer.

            Contesto el examen con lo que recuerdo, si no se me una pregunta o no la recuerdo, la brinco, terminando de la primera pasada doy una segunda pasada al examen para las preguntas que me brinque, y si no recuerdo aún, no me estreso, simplemente contesto lo que sea.

            Termina el examen y mis compañeros están esperando los resultados, están nerviosos por saber si reprobaron, si pasaron y cuál es su calificación, yo simplemente espero los resultados.

            Llegan los resultados, todos revisan ansiosos por ver si es que pasaron y con cuanto, al parecer nadie reprobó, entonces es mi turno de firmar, reviso y veo que no me fue nada mal en el examen, de todos modos si lo reprobaba, había otra chance, dejo que las cosas fluyan y no me estreso o preocupo por ello, porque para mí, una calificación no me dice lo que en realidad se, sino mis acciones, porque puedo sacar 10 en todas las materias, pero después de una semana, no sé nada, mejor sacarme un 9 u 8, pero sincero, donde sabré realmente que aprendí algo y no que me maté estudiando un día antes del examen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario