sábado, 9 de abril de 2011

La sección de Adolescentes…


                Hola a todos, espero que estén de maravilla, pues el día de hoy seguiré contándoles en lo que me quedé el día de ayer…

                Quiero que tú seas el encargado de la Sección de Adolescentes en el Heraldo, me preguntó, aceptas (Eso fue lo que me dijo el seminarista “Purito”), yo no sabía que contestar, nunca antes había escrito una sección en El Heraldo, y se me hacia una oportunidad valiosísima ya que es el semanario más popular en Cocula, entonces dije que sí, me dijo todo lo necesario para poder llevarla a cabo, el día que tenía que entregar la sección, a quién, el tamaño del artículo etc.

            Sentía mucha emoción por un lado, pero por el otro estaba algo preocupado, ya que en lo personal, la lectura, no es algo de mi agrado, ¿Cómo le haría para escribir algo interesante, actual, para adolescentes y que gustara? Muchas preguntas había en mi cabeza por ese momento, pero dije, tengo que sacar esto adelante, sentía una fuerte responsabilidad porque confiaron en mí para llevar este cargo, y yo quería hacer las cosas bien, mi primer artículo sería dedicado a “Purito” para desearle suerte en su viaje, puesto que él se tenía que ir.

            Las siguientes semanas, traté de hablar con jóvenes, de pedir opiniones para ver diferentes temas que podría tratar cada semana, hice entrevistas, y unas semanas deje de encargados a algunos de los integrantes del grupo de la sección, que eso no fue tan favorable, ya que me quedaron mal y no hicieron nada, después andaba Verito apurándome con la sección, y la mandaba tarde.

            Algunos días se me pasaba que no sabía que día era, entonces no enviaba el artículo y como 4 veces en el tiempo que estuve en el Heraldo, publicaron otros artículos, porque se me pasaba enviarlos.

            Aprendí muchísimo estando dentro, el primer año me ayudaron con mis errores, me dieron técnicas, como mejorar la calidad de mis escritos entre otras cosas. Muchas de las personas que me conocían y que leían mis artículos me aconsejaban, felicitaban y recomendaban.

            Salí del Heraldo el día 16 de Mayo del 2010, ese día fue mi última publicación en él, nunca supe realmente el motivo de mi salida, nunca me avisaron que me habían sacado, mandé un correo pidiendo que me aclaran el motivo y lo que me respondieron fue que había habido una junta (En la que no pude asistir por causas de fuerza mayor) en la que habían hecho propuestas y como no fui no me enteré, eso si me molestó, porque en otras reuniones que faltaba por x o y razón, me informaban de lo que vieron en la reunión por vía electrónica, y esta ves, no me avisaron porque no asistí.

            Sea como sea, los casi 2 años que estuve en él, aprendí muchas cosas, me superé como persona, y me ayudó a ver muchas cosas, porque mi pensamiento es que de los obstáculos y dificultades siempre se aprende…

            Gracias a todos los que me ayudaron durante este proceso de mis inicios, gracias a los que confiaron en mí para los cargos que me ponían, perdón si es que les falle, y de todo corazón 1000 Gracias, porque con ello crecí espiritual, mental y físicamente.

            También a ustedes, mis queridos lectores, muchas gracias por el apoyo que me han dado, sus consejos, su afecto, sus comentarios, sus críticas y sus felicitaciones, 1000 Gracias.

            El día de mañana, publicaré mi primer escrito dentro del Heraldo, visítenme, y si les gustó mi blog, inviten a sus familiares, amigos, compañeros a que me visiten, necesito de su ayuda, porque sin ustedes no sería nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario